¿Qué zapatos debe utilizar una mujer embarazada? ¿Tacón o plano?

Muchas mujeres no utilizan el calzado adecuado durante su embarazo. ¿Y tú? ¿Quieres saber si usas el correcto?  Estate atenta.

Zapatos para embarazadas ¿Tacón o Zapato de piso?

zapatos-embarazada

¡Atención! Si llevas un zapato totalmente plano tus ligamentos deben estirarse más que si llevases un poquito de tacón.

Si eres de las que piensa que el zapato plano es la mejor elección durante el embarazo porque apoyas todo el pie y es más difícil perder el equilibrio o caerse estás equivocada. Si bien los primeros meses del embarazo puedes seguir utilizando tu calzado habitual, es importante que a partir del segundo trimestre prestes más atención a tus pies.

Tu cuerpo ya está ganando peso y la liberación de hormonas en tu organismo, en especial la relaxina, hace que tus ligamentos y articulaciones se aflojen siendo más vulnerables. Por eso muchas mujeres piensan que el calzado plano es el mejor.

Lo que no saben es que precisamente al apoyar toda la planta del pie sobre el suelo se esfuerza más el talón y el arco plantar. Esta diferencia por pequeña que parezca puede causarte molestias en los pies o incluso una fascitis plantar.

¡Atención! Si llevas un zapato totalmente plano tus ligamentos deben estirarse más que si llevases un poquito de tacón.

Por eso, lo más recomendable es que a partir del segundo trimestre utilices zapatos con tacón o plataforma entre dos y tres centímetros. Eso sí intenta que el tacón sea lo suficientemente ancho para que puedas apoyar bien el pie y no pierdas el equilibrio.

Otros aspectos que deberás tener en cuenta a la hora de elegir tu calzado son:

La horma: debe ser ancha para dar una mayor base de apoyo a tu pie.

El tejido: evita en todo momento que sean sintéticos utiliza los naturales para evitar que tus pies suden en exceso. Además que este tipo de tejidos se adaptarán mejor a tus pies.

Si eliges un zapato abierto procura que tenga correas o lazos para poder sujetarlo bien a tu pie o tobillo y que no se te salgan mientras caminas. No te fijes tanto en el diseño de los mismos sino en su comodidad.

En este momento es lo que más te debe importar. Sobre todo porque tus pies te lo agradecerán.

Bueno hasta dejamos el post de hoy, espero te haya gustado y sido de utilidad, un beso y nos vemos en el próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *